CULPA MÍA

«Culpa Mía» Una pesada cruz en mí sentía. No cuidó primavera de su flor. Verde brotó en su vientre salvador anhelando su grata compañía. Después todo fue júbilo, alegría, amantes del Libro del Buen Amor, no siempre condenando al pecador, entonando a la vez el «Culpa Mía». Espero que no fuera la codicia la razónSigue leyendo «CULPA MÍA»

AMOR, AMOR…

AMOR, AMOR… Amor, amor, un hábito vestí, el cual de vuestro paño fue cortado; al vestir ancho fue, mas apretado y estrecho cuando estuvo sobre mí. Después acá de lo que consentí, tal arrepentimiento me ha tomado, que pruebo alguna vez, de acongojado, a romper esto en que yo me metí. Mas ¿quién podrá deSigue leyendo «AMOR, AMOR…»

El rosario

La habanera era número obligado de todas las serenatas callejeras de aquellos días, y la mujer, personaje muy principal en cuantas fiestas o manifestaciones republicanas se celebraban en la ciudad.Recuerdo la música de aquel baile, todo lo bien que permite mi desastroso oído. La letra, de una deliciosa coherencia, decía así: Republicana del alma mía:tú,Sigue leyendo «El rosario»

Veinte borrones de amor..

Si un mensaje mandarte yo pudiese, habiéndote tomado hará una hora, pondría que no mama quien no llora si acaso no tomado yo te hubiese. Mas te he tomado, y aun he embotellado en cristal lo que hubieras recibido si en el mar no lo hubiese yo vertido por no afrontar amor tan delicado. PosibleSigue leyendo «Veinte borrones de amor..»

La dificultad de gobernar siendo extranjero

  Voy a  escribir de una época que se llamó Renacimiento   Este periodo del siglo XVI (que entrevieron los XV y XVII) sucede a la Edad Media, se inició en Italia y se extendió por toda Europa gracias al invento de la imprenta. Los escritores de este movimiento imitaron las pautas que habían marcadoSigue leyendo «La dificultad de gobernar siendo extranjero»

Cuatro Poetas y una aprendiz… Cinco Sonetos.

XXI No me sucede lo que a aquel poeta que versifica a una beldad pintada, y al cielo mismo emplea como adorno, midiendo cuanto es bello con su bella; y en henchidas imágenes la acopla al sol, la luna y a las gemas ricas y a las flores de Abril y las rarezas que elSigue leyendo «Cuatro Poetas y una aprendiz… Cinco Sonetos.»