La Ventanera

Después de «echar mis versos del alma» que diría José Martí en boca del gran José Fernández Díaz, estoy desempolvando esta novela que lleva mucho tiempo en el cajón; una novela donde en forma de «impresiones» reales o no, se abre una cueva oscura. ¿Se atreverán a entrar Olalla y Pablo?