Soledad del Alma

SOLEDAD DEL ALMA La flor delicada, que apenas existe una aurora, tal vez largo tiempo al ambiente le deja su olor… Mas, ¡ay!, que del alma las flores, que un día atesora, muriendo marchitas no dejan perfume en redor. La luz esplendente del astro fecundo del día se apaga, y sus huellas aun forman hermosoSigue leyendo “Soledad del Alma”