La Luz

La destrucción o el amor (Madrid, Signo, 1935) En el pensamiento central de la poesía de Aleixandre en esta primera etapa, amor y muerte son una misma cosa; la plena posesión amorosa sólo se alcanza fundiéndose el amante con la criatura amada, destruyéndose en el éxtasis amoroso. Esta primera etapa es de un hondo pesimismo.Sigue leyendo «La Luz»

CARTAS DEL MAR

CARTAS DEL MAR En el fondo del mar hay cartas que no puedo olvidar. Cartas de azufre; mi sangre, tinta; mi alma, metal. La Luna llena refleja en mi ventana las cartas convertidas en promesas incumplidas, electrizan mis sentidos con el mar. Cartas de azufre sumergidas bajo el mar, transportan mis latidos hasta hacerme bombearSigue leyendo «CARTAS DEL MAR»

A LA HOGUERA

No sé quién eres.Sé que no te nombro por dentro. No sé quién eres.Sé que no me ahogo en lamento. No sé quién eres.Sé que no miento. No te añoro.No te siento.No busco tu encuentro. Creí una vez que eras túquien me alentó una mañana,vistiéndome con la luzque entró al abrir la ventana. Bah, miSigue leyendo «A LA HOGUERA»

El rosario

La habanera era número obligado de todas las serenatas callejeras de aquellos días, y la mujer, personaje muy principal en cuantas fiestas o manifestaciones republicanas se celebraban en la ciudad.Recuerdo la música de aquel baile, todo lo bien que permite mi desastroso oído. La letra, de una deliciosa coherencia, decía así: Republicana del alma mía:tú,Sigue leyendo «El rosario»

Soledad del Alma

SOLEDAD DEL ALMA La flor delicada, que apenas existe una aurora, tal vez largo tiempo al ambiente le deja su olor… Mas, ¡ay!, que del alma las flores, que un día atesora, muriendo marchitas no dejan perfume en redor. La luz esplendente del astro fecundo del día se apaga, y sus huellas aun forman hermosoSigue leyendo «Soledad del Alma»