Soledad del Alma

SOLEDAD DEL ALMA

Santa Mar√≠a del Puerto del Pr√≠ncipe, Camag√ľey

La flor delicada, que apenas existe una aurora,
tal vez largo tiempo al ambiente le deja su olor...
Mas, ¡ay!, que del alma las flores, que un día atesora,
muriendo marchitas no dejan perfume en redor.

La luz esplendente del astro fecundo del día
se apaga, y sus huellas aun forman hermoso arrebol...
Mas, ¡ay!, cuando al alma le llega su noche sombría,
¬Ņqu√© guarda del fuego sagrado que ha sido su sol?

Se rompe, gastada, la cuerda del arpa armoniosa, 
y aun su eco difunde en los aires fugaz vibración...
Mas todo es silencio profundo, de muerte espantosa,
si da un pecho amante el postrero tristísimo son...

Mas nada: ni noche, ni aurora, ni tarde indecisa
cambian del alma desierta la l√ļgubre faz... 
A ella no llegan crep√ļsculo, aroma, ni brisa...,
a ella no brindan las sombras ensue√Īos de paz.

http://www.cervantesvirtual.com/portales/gertrudis_gomez_de_avellaneda/

Gertrudis G√≥mez de Avellaneda¬†naci√≥ en¬†Puerto Pr√≠ncipe (Cuba) el 23 de marzo de 1814, hija de padre espa√Īol y madre cubana, falleciendo en¬†Espa√Īa¬†en el a√Īo 1873.¬†Bret√≥n¬†dijo de ella: ‚ÄúEs mucho hombre, esta mujer‚ÄĚ.

Sigue leyendo “Soledad del Alma”

Viruela

“Cayeron grandes y chicos/

con la terribl’epidemia/

m√°s grande que la leucemia;

murieron pobres y ricos./

Al hoyo, un tal Federico,/

al saco, Juan Pimentel/

y dos qu’ estaban con él;/

unos tales Pérez Caro/

que visitaron Lautaro,/

jam√°s pudieron volver.‚ÄĚ

Violeta Parra

El Pais

EL INFINITO VIAJAR: GUILLERMO SAAVEDRA

http://elinfinitoviajar.blogspot.com/2018/04/guillermo-saavedra.html?m=1

Genealogía

Soy un milagro espa√Īol.
Una batahola de perdices negras
palmera el sudor y no me caigo.

Soy un milagro espa√Īol.
Por las mayólicas del patio, un amasijo
de enebros, ovejas y tazones me reclama.

Soy un milagro espa√Īol.
Reviento fieramente el para qué, la lluvia
en vuelo de patos con candados.

El cobre de mujer, el pecho doble
de mujer, la golosina infinita de pieles,
manos y radios de mujer, en frecuencias
prudentemente moduladas por dientes impecables,
me adicta y sigo siendo cr√°ter.

Soy un milagro espa√Īol.
Alah√°mbrico, panderetil, mediterr√°neo,
uvas me pongo en traje de mil jacas,
cebollas frescas me crecen sin recato.

Ahora me pidan las tardes con fino paso blanco,
el palco y la moneda,
la antigua moneda del fenicio.

Ahora me desaten el cuello de paloma,
la manga con canciones,
el prolegómeno tierno de untarse el calcetín
con la ma√Īana don rodriga.

No hundo la ceja ni esconderé la alforja,
no reverbero en cruz ni salto por la espada:
soy un milagro espa√Īol que sube a la semilla.

Una retorta rubia de sales exitosas
anuncia la tarea con gesto de cuchara
(nadie se toma por eso la cabeza).

Hoy mi recreo es la granada
abierta en la pared, la gaita y la maleta:
el cuero del milagro espa√Īol que soy
en unos labios de maravedí,
de fino litoral de los presagios.

Y est√°n las banderolas, las blusas, los cruzados
del trompo, las moviolas del cuervo,
de zorro y comadreja,
el gran sexteto birlando casta√Īuelas.

Soy un milagro espa√Īol 
en el centro del viento.
Las sílabas goteando su alambique
y un precursor paseo por la losa del toro,
por el ojo tajante de una aceitera lacia,
un vendaval de gruesas tortillas, pa√Īoletas
de moros en la fiesta andaluza.

Anda, Lucía, y diles que se callen,
que silencien el trapo, la voz
de la solapa, cuando la punta 
de este l√°piz va nevando.




Letras Libres, noviembre 2006

LA MOVIDA I

No fue hasta finales de enero de 1979, coincidiendo con un permiso de Canut, cuando Alaska y los Pegamoides pisaron por primera vez un escenario.

Ocurri√≥ en el Instituto Eijo Garay –donde ya actuara Kaka de Luxe en su d√≠a- y compartieron cartel con unos todav√≠a alevines Nacha Pop.

Alaska y otras historias de la movida

El repertorio consistía en temas de Kaka, versiones de Ramones y Wayne County (un travesti neoyorquino cercano al círculo de Warhol, convertido en artista punk), más algunos temas nuevos.

Alaska y otras historias de la movida

La formación incluía a a Alaska, Canut, Berlanga, Campoamor, Furia, Javier Urquijo -de Tos, a la guitarra- y un batería, Juan Luis Vizcaya -futuro miembro de Ejecutivos Agresivos- que en aquel momento era noviete de Alaska.

BESTSELLER

  • DEBOLSILLO
  • RAFAEL CERVERA
  • RANDOM HOUSE MONDADORI
  • PRIMERA EDICI√ďN SEPTIEMBRE 2003

SOLO POR DENTRO

La vida nos quiso separar

y nada lo podr√° cambiar.

El tiempo me robó el pasado,

me alejó de tu lado

sin dudar.

Mis esperanzas se desvanecieron

cuando al final te perdieron.

Y tus miradas se me fueron para siempre.

A través de la gente

hemos cruzado mil caminos diferentes

y en ninguno te he encontrado

porque t√ļ no me has buscado.

Dime: ¬Ņpor qu√© el pasado nos quiso separar?

Deja de seguir gritando solo por dentro.

Deja de seguir gritando solo por dentro.

Deja de seguir gritando solo por dentro.

Te sobran motivos para no creer

en mis palabras de papel,

ya me di cuenta de la realidad,

perd√≠ mi √ļltima oportunidad.

Y ahora es tarde, muy tarde,

para volver atr√°s.

Deja de seguir gritando solo por dentro.

Deja de seguir gritando solo por dentro.

Deja de seguir gritando solo por dentro.

Es tarde para el ayer,

es tarde para el perdón,

es tarde para dibujar un corazón.

Si un d√≠a t√ļ quieres gritar

al viento que quieres volver

juro que no te volveré a perder.

Si un día quieres dibujar

la mitad de mi corazón

avísame y recojo está canción.

Deja de seguir gritando solo por dentro.

Deja de seguir gritando solo por dentro.

Deja de seguir gritando solo por dentro.

Dime que nunca es tarde

para volver a amar.

@florkaoficial

LEO

Alfonsina Storni: ‚ÄúAlma desnuda‚ÄĚ; an√°lisis y propuesta did√°ctica ‚Äď Leer y escribir

https://leeryescribirblog.wordpress.com/2019/10/03/alfonsina-storni-alma-desnuda-analisis-y-propuesta-didactica/

http://flor-ka.com/2020/04/07/semana-santa-por-ruben-dario/

De lo que ya sabemos y olvidamos

Manuel Altolaguirre es el poeta más joven de la Generación de las Vanguardias.

Cada autor del 27 supo construir una obra po√©tica personal, con rasgos de estilo propios. No obstante, todos los poetas de este grupo heredaron una tradici√≥n literaria netamente espa√Īola, representada -sobre todo- por Unamuno, Machado, Rub√©n Dar√≠o, Juan Ram√≥n Jim√©nez y B√©cquer.

De todos modos no se puede hablar de continuidad ni de evolución ya que se produjo una ruptura entre los maestros y los jóvenes poetas.

Una ruptura que tiene carácter histórico: La Primera Guerra Mundial.

Con toda una extensa secuela de consecuencias pol√≠ticas, sociales y psicol√≥gicas, tanto en Europa como en Espa√Īa, aunque √©sta no participara directamente en dicha contienda.

Las artes acusaron la experiencia traumática de la guerra, imponiéndose una turbadora sensación de (a su término) de que había nacido una nueva época, en la que las corrientes y las influencias debían ser también nuevas.

SER√Ā EL MOMENTO DE LAS VANGUARDIAS… algunas de las cuales ya hab√≠an publicado sus primeros manifiestos te√≥ricos antes del inicio de la Guerra Mundial: Futurismo (1909) o Cubismo (1913)

A ellas se sumar√°n otras cuya primera aparici√≥n p√ļblica es m√°s tard√≠a: Creaccionismo (1917), Dadaismo (1918), Ultraismo (1919) o Surreaalismo (1924).

Muchas de estas vanguardias morirían casi tan rápidamente como habían nacido. No obstante, casi todas despertaron el interés de los jóvenes poetas y algunas influyeron, con más o menos intensidad, en algunos componentes del grupo.

A Manuel Altolaguirre se le conoce sobre todo por su poes√≠a. Pero tambi√©n fund√≥ revistas en Espa√Īa y en el extranjero, ejerci√≥ de impresor y editor, escribi√≥ guiones de cine e, incluso, dirigi√≥ una pel√≠cula. Despu√©s de la Guerra Civil se expatri√≥, primero a Cuba y luego a M√©xico. Muri√≥ en 1959 en Espa√Īa a causa de un accidente de coche en el que tambi√©n falleci√≥ su esposa.


CALLE

Tu casa frente a la mía,

tu balcón frente del mío,

entre tu casa y mi casa

una página del frío.

Mi mirada cose el viento

estancado de la calle.

Tu aliento empa√Īa el cristal

cuadrado de tu ventana.

Con mis ojos y tu aliento

encuadernamos la p√°gina

amarilla y fría del viento.

LO INVISIBLE  1926-1932

Generación del 27

MANUEL ALTOLAGUIRRE

LAS ISLAS INVITADAS

A MI MADRE

Era mi dolor tan alto,

que la puerta de la casa

de donde salí llorando

me llegaba a la cintura.

¬°Qu√© peque√Īos resultaban

los hombres que iban conmigo!

Crecí como una alta llama

de tela blanca y cabellos.

Si derribaran mi frente

los toros bravos saldrían,

luto en desorden, dementes,

contra los cuerpos humanos.

Era mi dolor tan alto,

que miraba al otro mundo

por encima del ocaso.

ELEG√ćAS 1926-1935

Generación del 27

MANUEL ALTOLAGUIRRE

LAS ISLAS INVITADAS

PLAYA

Las barcas de dos en dos,

como sandalias del viento

puestas a secar al sol.

Yo y mi sombra, √°ngulo recto.

Yo y mi sombra, libro abierto.

Sobre la arena tendido

como despojo del mar

se encuentra un ni√Īo dormido.

Yo y mi sombra, √°ngulo recto.

Yo y mi sombra, libro abierto.

                                                                                                       

Y m√°s all√°, pescadores

tirando de las maromas

amarillas y salobres.

Yo y mi sombra, √°ngulo recto.

Yo y mi sombra, libro abierto.

                                                                              

SOLEDADES 1927-1935

Generación del 27

MANUEL ALTOLAGUIRRE

LAS ISLAS INVITADAS

SOLEDAD SIN OLVIDO

¡Qué pena esta de hoy!

haberlo dicho

volcando por completo

lo que pesaba tanto,

y ver luego que todo

se queda siempre dentro,

que las palabras fueron

espejos enga√Īosos,

cristales habitados

por fantasmas sin vida;

que todo queda dentro

con sus negras presencias,

insistentes, doliendo.

ELEG√ćAS 1926-1935

Generación del 27

MANUEL ALTOLAGUIRRE

LAS ISLAS INVITADAS

DEDICATORIA DEL AUTOR

Imprimiéndose esta nueva edición en dramáticos días de lucha, la dedico con todo entusiasmo y gratitud a los heroicos defensores de la libertad y la democracia.

Peque√Īo tributo para quienes ofrecen a todo poeta fuente de inspiraci√≥n y espejo de sacrificio.

Ojalá mi obra futura responda por completo a los nobles estímulos que la conducta del pueblo despierta.

FUENTE: Apuntes

A %d blogueros les gusta esto: