LAS ABARCAS DESIERTAS

Miguel Hernández Por el cinco de enero,cada enero poníami calzado cabreroa la ventana fría. Y encontraban los días,que derriban las puertas,mis abarcas vacías,mis abarcas desiertas. Nunca tuve zapatos,ni trajes, ni palabras:siempre tuve regatos,siempre penas y cabras. Me vistió la pobreza,me lamió el cuerpo el río,y del pie a la cabezapasto fui del rocío. Por elSigue leyendo «LAS ABARCAS DESIERTAS»

2 de enero de 1492

Romance de Abenámar – ¡Abenámar, Abenámar, moro de la morería, el día que tu naciste grandes señales había! Estaba la mar en calma, la luna estaba crecida, moro que en tal signo nace no debe decir mentira. Allí respondiera el moro, bien  oiréis lo que decía: -No te la diré, señor, Aunque me cueste laSigue leyendo «2 de enero de 1492»

SUMARIO 4. Consultorio 746. – Cervantes, verdaderamente manco?

La cultura durante el siglo XVI FUENTE: HISTORIA Y VIDA AÑO VI NÚMERO 62 MAYO 1973 * Revista mensual editada por Gaceta Ilustrada, S.A. * Impreso en los talleres de «La Vanguardia» * Director: Ramón Cunill En su vida de Miguel de Cervantes Saavedra, publicada en Madrid en 1819 y varias veces reimpresa, Don MartínSigue leyendo «SUMARIO 4. Consultorio 746. – Cervantes, verdaderamente manco?»

SONGS AND PORTRAITS (Canciones y retratos)

  Tú que naciste de las colinas. Criados en las colinas, amantes de las colinas. Aunque el mundo no sea tu derecho. Aunque tu alma se canse de males. Esto lo sabrás por encima de otros hombres. En las colinas encontrarás tu paz nuevamente. Maxwell Struthers Burt Mañana, para agradecerles el calor con el queSigue leyendo «SONGS AND PORTRAITS (Canciones y retratos)»

A un tal Mr. W. H.

El Renacimiento y el Barroco son las edades europeas del soneto. Descendiendo de Dante y Petrarca, el soneto se convierte en el molde perfecto de la poesía lírica europea del momento. El soneto implica modernidad y clasicismo; espíritu refinado que se colma voluntariamente de tópicos ilustres y de imágenes elaboradas. De una concepción del amorSigue leyendo «A un tal Mr. W. H.»

Poesía épica y clerical

El oficio de juglar consistía en entretener a la gente a cambio de una paga en dinero o en especie. Su éxito dependía de sus habilidades y de las exigencias del público. Una de sus habilidades era recitar cantares de gesta ante un auditorio (plazas, castillos) con agudeza e ingenio. El autor estaba condicionado alSigue leyendo «Poesía épica y clerical»

Et in Arcadia Ego

Te encontré en la alameda, cuando ya la noche se desmayaba entre los árboles. Mi barco fondeó en el puerto, y yo me sentía un ciego con hambre de carne y de luz.  El cielo era un choto que lloraba, rodeándonos. Amarré tu talle al pico lacrimoso de la brisa, noté por la lengua elSigue leyendo «Et in Arcadia Ego»