TEORÍA DEL VERSO LIBRE

Este verso, por su naturaleza escurridiza, su libertad, ha inquietado a muchos investigadores de nuestras letras.

Algunos de ellos han observado su paradójica conexión con las formas multicentenarias de la versificación popular: las versificaciones irregulares y exclusivamente acentuales.

Estas observaciones prueban que, casi con toda seguridad, aunque no hubiera existido Whitman, ni los vanguardistas europeos, la métrica española habría tenido de todas formas su verso libre. Los casos de Rosalía de Castro y poetas neopopularistas lo prueban. Siguiendo con este razonamiento podemos ir más allá y afirmar que, no todas, pero la casi totalidad de las formas versolibristas basadas en ritmos fónicos no son, en realidad, más que el desarrollo moderno de antiguas formas tradicionales:

            ● La silva libre es la prolongación de la silva modernista.

            ● La versificación libre de cláusulas tiene sus raíces en la métrica tradicional y en la polimetría del romanticismo.

            ● El verso libre rimado del tipo breve enlaza con las canciones infantiles y adivinanzas.

● La versificación libre de base tradicional, como su mismo nombre indica, procede del mismo lugar que las anteriores.

Sin embargo, pecaríamos de inexactitud si no reconociéramos:

Ω el papel acelerador que el versolibrismo culto de fuera de nuestras fronteras desempeñó en estos procesos.

Ω el hecho de que otras formas versolibristas seguramente no hubieran nacido sin el concurso de otras literaturas.

Este es el caso del verso whitmaniano, por ejemplo, o el verso mayor (surgido por contagio del poema en prosa francés), o bien, el verso libre de imágenes, eco hispánico del vanguardismo europeo.

En resumen, tradición y cosmopolitismo se funden para dar lugar a esa pluralidad de formas que agrupamos bajo la denominación común de Verso Libre.

1.- Tipología:

El verso libre, posee, por supuesto, un carácter indiscutible de libertad, pero esta, no es ilimitada, en este caso, sería verso libre cualquier manifestación verbal o escrita: una novela, el Boletín Nacional del Estado, una carta a un amigo, la lista de la compra, el menú de un libro de cocina, las explicaciones de un profesor a sus alumnos, los diálogos que se producen en una peluquería o en la fila para comprar el pan. Por encima de esta teórica libertad, está su carácter de verso, de retorno de un elemento. Y como el número de elementos que integran un poema es finito, limitado, la libertad individual, por tanto, queda también limitada por un número finito de opciones, necesariamente ha de circunscribirse a una tipología.

Para no apartarnos del criterio seguido anteriormente, tomaremos como base la presencia o ausencia (siempre parcial) de ritmos fónicos en las distintas modalidades de verso libre. Con este criterio podemos situar las formas versolibristas, creadas por la libertad de los poetas que han practicado este tipo de verso en un cuadro como este:

Todo esto, aunque a primera vista, parezca complicado, no lo es.

El tipo A, el que se basa en ritmos fónicos, tiene cuatro elementos posibles en los cuales basarse (exactamente igual que en la métrica tradicional).

  • Elemento dominante: el acento (VERSIFICACIÓN LIBRE DE CLAÚSULAS).
  • Basado en el metro (VERSO LIBRE MÉTRICO)
  • En la rima (VERSO LIBRE RIMADO)
  • Apoyado en la estrofa (VERSO LIBRE DE BASE TRADICIONAL)

El tipo B, que se fundamenta en el ritmo de pensamiento, o sea, en la reiteración de un elemento semántico o varios.

  • El paralelismo (con anáforas y enumeraciones casi siempre) es la base de la VERSIFICACIÓN PARALELÍSTICA.
  • La imagen reiterada (metáfora sobre todo) fundamenta el VERSO DE IMÁGENES que caracteriza a las vanguardias.

Aunque hayamos establecido una clasificación dual, con un tipo A y un tipo B, ambos tipos no se excluyen mutuamente. Significa solo predominio, o simplemente mayor perceptibilidad de un elemento u otro por el lector.

Muchas gracias.

TO BE CONTINUED…

Publicado por Flor Ka

El poeta es, por definición, póstumo. Comienza a vivir después de su muerte, y, cuando está vivo, camina con un pie en la tumba. Eso produce una especie de cojera que da a su aspecto cierto encanto. JEAN COCTEAU

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: